943 326 250 | info@acabegi.org

¿Qué son los Trastornos de la Conducta Alimentaria?

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria dentro de los cuales figuran: la Anorexia Nerviosa, Bulimia Nerviosa, Trastorno de la Conducta Alimentaria No Especificado, Trastorno por Atracón, etc., son enfermedades mentales graves.

Quienes las padecen experimentan un miedo obsesivo a engordar, que les lleva a desajustes en patrones de alimentación ya sea en frecuencia, intensidad, cantidad, calidad y duración de la ingesta alimentaria.

Estas enfermedades comportan graves consecuencias físicas y psicológicas para quienes las padecen y provocan importantes alteraciones en su entorno familiar y social.

Detectar el trastorno

Anorexia Nerviosa


La persona enferma padece un miedo obsesivo a engordar y provoca intencionadamente la pérdida de peso; imponiéndose dietas restrictivas, ejercicio excesivo y/o realizando conductas compensatorias: vómitos provocados, laxantes, diuréticos, etc.

Bulimia Nerviosa


Muchos rasgos son comunes a la Anorexia Nerviosa, incluyendo la preocupación por el peso y la figura. Se caracteriza por comer sin control, darse atracones y a continuación realizar conductas compensatorias: ayuno, vómitos provocados, laxantes y/o ejercicio físico excesivo.

Trastorno por Atracón


El enfermo no puede controlar el acto de comer, ni el tipo, ni la cantidad de comida que ingiere; y a esto, se añade el malestar que siente después del atracón. A diferencia de la Bulimia Nerviosa en este trastorno, no se presentan conductas compensatorias.

Trastorno de la Conducta Alimentaria No Especificado


Los TCNE son cuadros incompletos de Anorexia o Bulimia Nerviosas que no cumplen todos los criterios para diagnosticarlos como tales, lo que no significa que sean menos graves o que no necesiten tratamiento.

Síntomas y signos más frecuentes


  • Preocupación excesiva por el peso y la imagen corporal.
  • Pérdida anormal de peso.
  • Negación total o parcial de la enfermedad.
  • Alteración del carácter.
  • Cambios de humor.
  • Negación de sensaciones de hambre, sed, cansancio, fatiga, etc.



  • Disminución de las horas de sueño.
  • Falta de autoestima.
  • Alteración o pérdida de la menstruación.
  • Problemas dentales y gingivales.
  • Pérdida de cabello.
  • Pérdida de interés sexual



  • Hacer ejercicio de forma exagerada.
  • Darse atracones.
  • Dificultades de concentración y de memoria.
  • Sentimiento de descontrol y soledad.
  • Dificultad de reconocer las emociones.
  • Desinterés y aislamiento social.

Si detectas alguno de estos síntomas, ponte en contacto. Te podemos ayudar.

Contacta

Tratamiento

El tratamiento más eficaz es aquel donde intervenga un equipo multidisciplinar formado por médicos, psiquiatras, psicólogos, endocrinólogos y enfermeros.

La familia debe colaborar y solicitar a los profesionales información sobre el tratamiento y demandar pautas y orientación, para saber en qué modo pueden ayudar.